Preservar la fertilidad en el tercer Workshop sobre reproducción asistida

La Dra. Manzanares ofreció una ponencia sobre Preservar la fertilidad. Criogenización de gametos. A quién, hasta qué edad y resultados en el tercer Workshop “La reproducción asistida en la práctica diaria” organizado por FivMadrid para contribuir a la formación de los futuros especialistas en reproducción asistida como centro de excelencia.

El 88% de las mujeres retrasan la maternidad por falta de pareja estable, el 24 % lo hace por motivos laborales y el 15% por problemas financieros.  La realidad es que la edad para tener el primer hijo se ha ido retrasando cada vez más y muchas mujeres no son conscientes de que cuando quieran ser madres, ya no será posible.

La Dra. Manzanares comentó que los ginecólogos deben plantear la posibilidad de vitrificar óvulos a todas las mujeres que desee demorar la maternidad más allá de los 35 años, para que no lo descubran cuando sea demasiado tarde.

El 71% de las 100 estudiantes de medicina encuestadas contemplarían la vitrificación de ovocitos, sin embargo muchas mujeres no se lo plantean porque no sienten la amenaza de infertilidad asociada a la edad. De hecho, hay un aumento en la demanda de la preservación de óvulos, pero se trata de mujeres mayores de 40 años y el 79% de ellas desearían haberlo hecho antes.

Los ginecólogos deben ofrecer preservar la fertilidad a:

Mujeres que vayan a retrasar su maternidad, que tengan endometriosis, una baja reserva ovárica o que vayan a realizarse una operación en los ovarios.

La edad adecuada para preservar la fertilidad es entre 32 y 37 años.

Hasta los 30 años, el beneficio de congelar es alto si se va a demorar la búsqueda natural de gestación >7 años, pero tiene menor impacto cuando el periodo es más corto (de 3 a 5 años).

El grupo de mayor beneficio fue el que criopreservó entre los 35-37 años, aplazar la búsqueda de embarazo en estas pacientes disminuye mucho las posibilidades de éxito.

La vitrificación a los 37 años fue la más coste-efectiva y la que tuvo más beneficios sobre la no acción.

En conclusión:

  • Los ginecólogos deberían de informar sobre la posibilidad de vitrificar ovocitos  a toda mujer que desee  posponer la maternidad  o tenga riesgo de baja reserva ovárica.

  • La mejor edad para vitrificar es antes de los 36 años y no más tarde de los 38, pero en términos coste-eficacia va a depender de la edad en la que se plantee buscar una gestación espontánea posterior.

  • Lo ideal es vitrificar un mínimo de 8-10 ovocitos.

  • Cuando una paciente vitrifica antes de los 35 años las posibilidades de tener un recién nacido es del 50%, pero si lo hace por encima de los 36 años se reduce a un 23% de media.

El Workshop estaba dirigido especialmente a residentes de ginecología y ginecólogos para ofrecerles una visión completa tanto de las novedades en los tratamientos de la reproducción asistida como patologías que influyen o posibles complicaciones, con temas tan trascendentales como la medicina individualizada, la genética en la reproducción asistida o la preservación de la fertilidad.

Coordinado por la clínica FivMadrid, este Workshop contó con algunos de los ponentes más relevantes en reproducción asistida, tanto de las Clínicas FivMadrid y FivMadrid Valladolid como de otras instituciones españolas.