Logo
Logo

Obesidad y embarazo

Obesidad y embarazo

Obesidad y embarazo

El sobrepeso y la obesidad son una de las causas de infertilidad,ya que inhiben la ovulación normal. Incluso en mujeres con sobrepeso que ovulan regularmente, cuanto mayor es el índice de masa corporal, más tiempo tardan en lograr el embarazo. Además, reduce la efectividad de los tratamientos de reproducción asistida como la Fecundación In Vitro (FIV).

Si una mujer con obesidad logra quedarse embarazada, puede haber riesgos para la madre y el bebé, por eso enFIVMadridrecomendamos que las mujeres intenten mejorar su peso antes de intentar el embarazo. Para conseguirlo, los ginecólogos aconsejamos pedir ayuda a un endocrino y seguir un plan para reducir el peso, modificar los malos hábitos nutricionales. y realizar ejercicio moderado, ya que está comprobado que el ejercicio moderado, tanto en el varón como en la mujer, mejora los resultados en tratamientos de Reproducción Asistida.

Algunos estudios muestran que las mujeres con obesidad podrían beneficiarse de la transferencia diferida del embrión. Así, se retrasa la trasferencia del embrión a un ciclo posterior, evitando un posible efecto negativo sobre el endometrio. Esta postergación es viable gracias a la vitrificación de embriones que tiene muy buenos resultados y tasas de supervivencia.

Uno de esos estudios es “ABC Trial: Appraisal of body content. Frozen embryo cycles are not impacted by the negative effects of obesity seen in fresh cycles”, del doctor Kim JG y supervisado por el profesor Richard T. Scott, en el que se han estudiado los casos de más de 1200 pacientes  reproducción asistida (junio 2016 – abril 2018).

Se puede limitar el impacto de la obesidad en el embarazoy ayudar a garantizar tu salud y la de tu bebé si sigues las siguientes recomendaciones:

  • Realizar una consulta previa a la concepción.El ginecólogo recomendará a un especialista para alcanzar un peso saludable antes del embarazo.

  • Atención prenatal frecuente.El ginecólogo controlará la salud de la madre y el bebé. Deberá ser informado de cualquier enfermedad como diabetes, presión arterial alta o apnea del sueño para controlarlas.

  • Alimentación sana.Durante el embarazo un complejo vitamínico aportará ácido fólico, calcio, hierro y otros nutrientes esenciales. Además se deben seguir las indicaciones del especialista para seguir bajando peso, pero alimentando bien al bebé.

  • Aumentar la actividad física.El ginecólogo te informará sobre maneras seguras en que puedes mantenerte activa físicamente durante el embarazo, como caminar, nadar o hacer ejercicios aeróbicos de bajo impacto.

 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail