Logo
Logo

Lograr el embarazo con síndrome de ovario poliquístico

Lograr el embarazo con síndrome de ovario poliquístico

Aproximadamente un 15% de las mujeres que tienen dificultades para lograr quedarse embarazadas tienen problemas de ovulación.

Los trastornos de la ovulación suelen ser causados por alteraciones en alguna hormona o porque los ovarios están dañados, o son patológicos.

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es la causa más común de alteración de la ovulación. Su origen es endocrinológico y, en general, con un  tratamiento de estimulación suelen logran restaurar las ovulaciones. Las mujeres con este síndrome suelen tener períodos menstruales irregulares, niveles excesivos de hormona masculina (andrógeno) y más probabilidades de formar quistes foliculares al no romperse el óvulo adecuadamente.

Los signos pueden variar de una mujer a otra: ciclos menstruales irregulares, aumento de peso, secreción de leche por la mama o el crecimiento anormal de vello por el exceso de andrógeno. Si estás pensando en quedarte embarazada o tienes varios de estos síntomas, acude a tu ginecólogo para que pueda realizar un diagnóstico.

Se desconoce la causa exacta del síndrome de ovario poliquístico. Algunos factores que podrían contribuir son:

  • Factor hereditario. Las investigaciones sugieren que determinados genes podrían estar vinculados con el síndrome de ovario poliquístico.
  • Exceso de insulina. La insulina es la hormona que se produce en el páncreas y que permite que las células usen el azúcar, la principal fuente de energía del cuerpo. Si las células se vuelven resistentes a la acción de la insulina, los niveles de azúcar en sangre pueden elevarse y el cuerpo podría producir más insulina. El exceso de insulina puede aumentar la producción de andrógeno, lo que provoca dificultades en la ovulación.
  • Poca inflamación. Hay una producción baja de sustancias para combatir la infección, lo que estimula a los ovarios a producir andrógenos.
  • Exceso de andrógeno. Los ovarios producen niveles anormalmente altos de andrógeno, lo cual deriva en hirsutismo y acné.

El  tratamiento de reproducción asistida más común en los casos de trastornos de la ovulación es:

La estimulación ovárica, con fármacos orales o subcutáneos para inducir crecimiento folicular y ovulación. Un 50% de las pacientes normalizan sus ciclos con estas terapias.

Una vez lograda la ovulación, el tratamiento escalonado sería:

1-Coito dirigido programado según las ecografías

2-La inseminación artificial suele ser el primer tratamiento para las parejas heterosexuales y la inseminación artificial con semen de donante para las parejas lesbianas y las mujeres solas, pero va a depender de la edad de la mujer.

3-La Fecundación In Vitro (FIV), con semen de banco o de la pareja suele ser el tratamiento más frecuente para mujeres de más de 40 años o cuando la Inseminación artificial no ha funcionado.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail