Logo
Logo

La transferencia de embriones, ¿es dolorosa?

En la gran mayoría de casos no es dolorosa en absoluto. Las molestias que se pueden percibir suelen ser las mismas que las que se experimentan en una revisión ginecológica habitual. Se suelen usar catéteres de un calibre muy fino por lo que habitualmente no se experimenta dolor alguno.
En la imagen, la punta de la flecha muestra el lugar donde se ha realizado la transferencia. La mancha blanca que aparece no corresponde realmente a los embriones sino al aire que los envuelve y que se introduce junto con el medio de cultivo y los propios embriones.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail