Logo
Logo

Historias de amor y reproducción asistida

Historias de amor y reproducción asistida

En la revista online Oveja Rosa publicaron esta historia de amor, en la que FIVMadrid fue la clínica de reproducción asistida elegida por Laura y Nora para ser madres. Se trataba de una pareja lesbiana que se conocían de toda la vida y llevaban 14 años juntas cuando decidieron formar una familia.

Es la historia de amor de Laura y Nora y os contamos algunas pinceladas, ya que la encontraréis completa en Oveja Rosa.

“Mi mujer y yo nos conocemos desde que nacimos prácticamente, somos de un pueblo de 200 habitantes, fuimos a la escuela juntas. A los 21 años mi mujer y los 18 años yo, la vida nos unió por un amigo en común, jamás nos hemos vuelto a separar y de eso hace hoy 14 años“, comenta Nora.

Laura no quería embarazarse, a Nora le hacía mucha ilusión. Después de doce años juntas, una casa, trabajos estables, sintieron que era el momento.

Visitaron varias clínicas de fertilidad. Optaron por Fiv Madrid, clínica referente en reproducción asistida para mujeres lesbianas, solas, y parejas heterosexuales. “Nos encantó el trato, cómo nos explicaron todo y como nos hicieron sentir. El tratamiento que escogimos fue Inseminación Artificial con Donante, intentamos una vez sin medicación y las siguientes con estimulación, los intentos fueron tres. La tercera fue la vencida”, nos cuenta Nora.

La historia de amor de Laura y Nora tiene, desde hace dos años, una tercera protagonista: la pequeña Lola.

“La vida como madres es una gran aventura llena de alegrías, y algunos temores de madres primerizas. Ha sido apasionante ver crecer a nuestra hija, todos sus pequeños logros son inmensas satisfacciones como madres, si pudiéramos, volveríamos  a romper aguas y vivir mil veces estos dos años de nuestra beba por si nos perdimos algo”.

El embarazo no fue fácil. Muchos meses en cama, algunas pérdidas de sangre. Cuando nació Lola también nació la certeza de que no tendrían más hijos.  No obstante, dos años después, las ganas de aumentar la familia y darle un hermano o hermana a Luna superan los miedos y los recuerdos de los problemas en el embarazo.

“Hace un mes volvimos a FIVMadrid para consultar precios y otras opciones de tratamiento. Estamos en ello. Nosotras recomendamos a todas las mujeres que quieren ser madres que lo intenten, el comienzo es difícil, papeles, pruebas, etcétera. Los negativos de las pruebas de embarazo siempre son una losa de cemento que te cae encima y parece que nunca podrás levantarla, pero es ahí donde ni siquiera eres madre aún y  comienzas a tener una fuerza, un valor y un coraje que sabes que puedes con esa losa y con otras veinte, que lo volverás a intentar y que lo conseguirás, y toda esa fuerza, valor y coraje se multiplica cuando ves el positivo y sabes que en nueve meses vas a tener a tu hijo o hija entre tus brazos”, concluye Nora.

Gracias por compartir vuestra historia Laura y Nora, seguro que ayuda mucho a muchas mujeres que quieren ser madres.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail