La prevalencia de hipovitaminosis D en mujeres con problemas de fertilidad es alarmante. Se precisa urgentemente de estudios prospectivos bien diseñados para investigar los potenciales efectos terapéuticos de la vitamina D (VD) en esta población.

La expresión de receptores de vitamina D (RVD) en los tejidos reproductivos, como el útero, ovario, pituitaria, trompas de Falopio y placenta sugiere que la VD juega un importante papel en la fertilidad.

 La hipovitaminosis D en el embarazo se asocia a un incremento del riesgo de diabetes méllitus gestacional, preeclamsia, vaginosis bacteriana, bajo peso, raquitismo, densidad ósea reducida, asma y esquizofrenia.

El éxito to la FIV depende en gran manera del efecto de la vitamina D en el endometrio. A pesar de la falta de trabajos concluyentes, parece que niveles óptimos de vitamina D pueden ser beneficiosos, aunque no todos los estudios son positivos. Halloran et al encuentran una disminución de la fertilidad en  ratas de hasta el 75% asociado a una deficiencia de la VD.

En embarazadas con deficiencia de VD (<10ng/mL) se recomienda administrar al menos 2000 UI al día de vitamina D. Si se trata de insuficiencia (10-20 ng/mL) lo indicado sería un suplemento de 1000 UI diarias.

En FIVMadrid  recomendamos controlar los niveles séricos de VD en la preconcepción y durante el embarazo, para corregir la hipovitaminosis cuando sea necesario.