Logo
Logo

¿Conviene tomar aspirina tras la transferencia de embriones?


La aspirina es uno de los medicamentos de mayor uso y de los que se dispone de más experiencia. Actúa haciendo que la reacción inflamación de los tejidos sea menor y que el caudal sanguíneo de los pequeños vasos aumente al dificultar la agregación de las plaquetas. Además se ha comprobado que puede disminuir la contracción uterina.

En obstetricia hay evidencias de que puede ser beneficiosa para la prevención de la hipertención arterial durante el embarazo, el retardo del crecimiento fetal o el aborto de repetición en aquellas mujeres con presencia de anticuerpos antifosofolípido (patología conocida como Síndrome Antifosfolípido).

¿Es todo esto suficiente para recomendar tomar aspirina en todos los tratamientos de reproducción, por ejemplo tras cada transferencia de embriones?

En el número de septiembre de 2009 de Fertility and Sterility, Lambers y colaboradores publican un interesante artículo al respecto.

Administraron de forma aleatoria aspirina a un grupo de mujeres durante su tratamiento de fecundación in vitro mientras que a un grupo similar le administraron un placebo. Ninguna de las mujeres sabía si lo que estaba tomando contenía aspirina o no.

Los resultados indicaron que no había beneficio en tomar el tratamiento. Las tasas de embarazo eran las mismas en un grupo que en otro.

Así que la respuesta a la pregunta de este artículo sigue siendo la misma: NO, a no ser que haya sido diagnosticada de enfermadad como el Síndrome Antifosfolípido Primario y un hematólogo haya evaluado su caso.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail