En muchas ocaciones hemos escuchado hablar sobre las células madre, pero ¿conoces qué son? ¿Cuáles son los beneficios? ¿Qué tipos de células existen?

 

Debemos empezar por conocer exactamente qué es una célula madre, y no es más que un tipo de célula que tiene la capacidad de formar indeterminado número de células adicionales con fines particulares según el tipo. 

 

Estás se encuentran en el cuerpo humano y sufren un proceso normal de maduración que permite su multiplicación, resultando en una cantidad significativa de descendencia madura de la célula original. 

 

Esta “materia prima” del organismo, además de generar nuevas células madre a partir de su división, crea nuevas con funciones especializadas, como las células cerebrales, óseas, sanguíneas o cardíacas.

 

Las células se pueden clasificar según su origen en:

 

Células madre adultas

 

En general, se ubican en los tejidos como la grasa o médula ósea. Estas tienen una capacidad reducida para generar nuevas células, sin embargo estudios recientes apuntan al apoyo y desarrollo de células óseas o cardíacas. 

 

Células madre perinatales

 

Estas pueden convertirse en las más especializadas de las células, originándose a partir del líquido amniótico o de la sangre del cordón umbilical.

 

Células madre embrionarias

 

Provienen de los embriones que se encuentran en el estadio de blastocisto (día 3 – día 5) de vida. Estas células son pluripotentes, lo que significa que pueden mantenerse de forma indefinida tanto en el embrión como en condiciones adecuadas de cultivo por lo tanto, pueden dividirse formando células exactas a la original o autorrenovarse de forma estable. Actualmente se utilizan para reparar y/o regenerar tejidos u órganos debilitados. 

 

La facultad de farmacia de la Universidad Complutense de Madrid estipula en un trabajo de investigación que el estudio y avance científico puede facilitar en un futuro cercano la posibilidad de obtener óvulos in vitro a partir de células madre, permitiendo, entre otras cosas, que parejas homoparentales puedan tener hijos con el material genético de ambas partes.