Logo
Logo

Maternidad compartida con el tratamiento ROPA

Maternidad compartida con el tratamiento ROPA
Maternidad compartida con el tratamiento ROPA

Desde 2005 la ley española permite contraer matrimonio a las parejas homosexuales, por lo que admite que los derechos de una pareja de lesbianas se equiparan a los de las parejas heterosexuales.

Cuando una pareja de mujeres desean ser madres pueden optar por varias opciones de tratamiento: la inseminación artificial, la fecundación in vitro y desde hace no mucho tiempo la alternativa de la maternidad compartida o ROPA (Recepción de Oocitos de la Pareja).

En cualquiera de los tres se ha de utilizar siempre semen de un donante anónimo procedente de un banco. La ROPA es una opción cada vez más extendida y demandada entre las parejas de lesbianas casadas, donde ambas se sienten más implicadas en el tratamiento y participan más activamente en el proceso de la gestación. Además sobre el futuro hijo las dos tienen las mismas obligaciones y derechos legales.

Cómo es exactamente el proceso? El primer paso es realizar un estudio analítico y ecográfico de las 2 mujeres y a continuación cada una de ellas seguirá un tratamiento distinto dependiendo de si va a dar o recibir los ovocitos.

La mujer que da sus óvulos a su pareja debe de iniciar un tratamiento de estimulación ovárica cuando baja su regla (espontáneamente o tras la toma de la píldora el ciclo anterior) que suele durar entre 10-12 días. Requiere de la  inyección de una medicación hormonal subcutánea para hacer crecer el mayor número de óvulos en sus ovarios. Una vez que la respuesta es adecuada, se programa la punción ovárica bajo sedación para extraerlos todos los óvulos a través de la vagina, en un proceso rápido e indoloro. Los óvulos obtenidos son evaluados en el laboratorio y son inseminados o microinyectados con los espermatozoides del donante para poder crear embriones.

De forma paralela la pareja que va a recibir esos óvulos debe de preparar su endometrio para ese momento. Ese proceso dura entre 30-45 días según el protocolo a seguir, es más sencillo porque solo necesita 1 inyección intramuscular y pastillas de estrógenos y progesterona para la sincronización. Antes de la punción ovárica de la pareja se ha de comprobar ecográficamente que el útero esté bien preparado para poder recibir los embriones entre 2-5 días después de la punción de su compañera. La transferencia embrionaria es un proceso más sencillo que la punción ovárica y no requiere sedación.

Ese día se decide y consensua con la pareja cuantos embriones transferir, si 1 o 2. El porcentaje de éxito va a depender de la edad de la mujer que se ha estimulado, pero si es menor de 35 años las probabilidades de conseguir embarazo están entre 50-60% según si se transfieren 1 o 2 embriones. El riesgo de gemelaridad trasfiriendo2 embriones es del 25% de las mujeres que se embarazan.

Ser madre siempre debe ser una decisión muy responsable y meditada. Cada pareja decide como y cuando hacerlo, pudiendo en este caso aprovechar las posibilidades que la ciencia pone a nuestro alcance.

Dra. Mª Ángeles Manzanares Ruiz, ginecóloga de FIVMadrid

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail