Logo
Logo

La hiperestimulación en la FIV

La hiperestimulación en la FIV

Cómo afecta tener que aplazar LA TRANSFERENCIA EN FRESCO POR RIESGO DE SÍNDROME DE HIPERESTIMULACIÓN en una fecundación in vitro (FIV) con ICSI?

El síndrome de hiperestimulación ovárica es un problema derivado del tratamiento hormonal al que se someten las pacientes cuando realizan un ciclo de FIV-ICSI. Los casos leves tienden a remitir siguiendo una serie de pautas, pero se pueden presentar casos que requieren ingreso hospitalario.

Cuando en un ciclo de FIV-ICSI hay sospecha de que una paciente puede padecer un síndrome de hiperestimulación ovárica, hay que plantearle que lo más conveniente es no realizar la transferencia en fresco, sino congelar los embriones para hacer la transferencia en un ciclo posterior.

Esto es así por dos razones: una es que la medicación que se utiliza para evitar el síndrome de hiperestimulación hace que el endometrio no esté en las mejores condiciones para que tenga lugar la implantación del embrión. La otra se debe a  que si la paciente lograra el embarazo haciendo la transferencia en fresco, se agravarían los síntomas si se produjera el síndrome.

Es normal que cuando se produce esta situación las pacientes se preocupen y piensen que esto va a perjudicar al éxito del ciclo; además tienen que iniciar un nuevo ciclo de preparación endometrial para poder transferir los embriones congelados.

Sin embargo, con el protocolo de crioconservación embrionaria que tenemos implementado en nuestro centro,  la probabilidad de embarazo en este grupo de pacientes en las que se aplaza la transferencia  es igual de buena que si se realizara la transferencia en fresco. Conseguimos por un lado una preparación óptima del endometrio, y por otro lado  evitar casi con total seguridad el problema del síndrome de hiperestimulación.

Lara Andrés, Embrióloga de FivMadrid

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail