Logo
Logo

Cómo ser madres lesbianas

Cómo ser madres lesbianas

Somos una pareja de lesbianas y queremos ser madres ¿Qué hacemos para lograr el embarazo?

Cuando una pareja de mujeres desea tener un hijo, pueden optar por varias opciones de tratamiento: La inseminación artificial, la fecundación in vitro (FIV) y desde hace no mucho tiempo, la alternativa de la maternidad compartida o método ROPA.

En principio, las parejas de lesbianas no tenéis problemas reproductivos, pero la edad será un factor importante a la hora de decidir el tratamiento a seguir.

En la primera visita el especialista en reproducción asistida evaluará vuestro historial clínico y toda la información que tengáis. Para conocer la funcionalidad del ovario, la permeabilidad de las trompas y la idoneidad de la cavidad uterina para la recepción del embrión.

Una vez analizados los resultados, si la mujer que va a quedarse embarazada tiene menos de 38 años y no hay ningún problema reproductivo, os recomendaremos una Inseminación Intrauterina con semen de donante (IAD).

Si tiene más de 38 años o el especialista en reproducción valora que tienes pocas probabilidades de lograr el embarazo con la inseminación artificial, se os recomendará realizar una Fecundación In Vitro (FIV) con microinyección espermática (ICSI) en la que la fecundación del óvulo la realiza un embriólogo introduciendo un único espermatozoide dentro del óvulo. Se recomienda cuando el número de espermatozoides es muy escaso, aunque también se aplica en algunos casos de infertilidad femenina y en fallos de fecundación.

Cada vez más, las parejas de mujeres casadas eligen el método  ROPA (Recepción de Óvulos de la Pareja o Reception of Ovocytes from Partner en inglés)  por varias razones:

  1. La ley española desde el año 2005 permite contraer matrimonio a las parejas homosexuales.  Desde ese momento, se admite que los derechos de una pareja de lesbianas se equiparan a los de las parejas heterosexuales en cuanto a reproducción asistida se refiere.
     
  2. Con ROPA ambas se sienten más implicadas en el tratamiento y participan más activamente en el proceso de la gestación,  ya que una de ellas aporta los ovocitos y la otra el útero que llevará adelante la gestación.
    Además sobre el futuro hijo las dos tienen las mismas obligaciones y derechos legales. La ley de la Reproducción Asistida 14/2006 fue modificada para reconocer específicamente que ambas madres son progenitoras del niño nacido gracias a técnicas de reproducción asistida, tanto si han llevado el tratamiento por razones médicas o por elección.
     
  3. Las posibilidades de embarazo van ligadas a la edad del óvulo, siendo las opciones mucho mayores si este es de una mujer menor de 35 años. ROPA da la oportunidad a que la  probabilidad de gestación sea superior en una pareja si la mujer que se quiere embarazar es de mayor edad que la que da los óvulos. El porcentaje de éxito corresponderá a la edad de la mujer que  da los óvulos, no al de la  gestante, independientemente de los años que tenga. La que gesta, si es mayor y lo hiciera con sus propios óvulos, tendría menos opciones de embarazo. En España están permitidos los tratamientos de reproducción asistida  hasta que la mujer cumple  50 años.

Un tratamiento que ha permitido a muchas mujeres compartir la maternidad y lograr hacer realidad su sueño de ser madres.

Si deseáis ser madres, llamad al 915 616 616 o escribid a consulta@fivmadrid.es y os explicaremos claramente las ventajas de cada tratamiento y resolveremos todas vuestras dudas.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail